Saltar al contenido

Cómo maquillarte con mascarilla

julio 24, 2020

Si hay un complemento que se ha convertido en un must have este verano es la mascarilla. Sí, digamos que no es el que más nos gusta pero es el que sí o sí tenemos que llevar así que más nos vale acostumbrarnos. Además de aprender a convivir con ella, tenemos que aprender a maquillarnos con ella. No es muy difícil deducir que el peso del maquillaje se lo llevarán los ojos, pero hay más cosas que hay que tener en cuenta.

¡Empezamos!

La mascarilla provoca que nuestra piel no respire de forma natural al estar cubierta, lo que puede producir deshidratación a lo largo del día. Por eso es importante que al llegar a casa lavemos nuestro rostro, retirando impurezas , y apliquemos la crema hidratante que normalmente usamos.

Nuestra recomendación es utilizar menos base de maquillaje ya que la piel con la mascarilla transpira y puede generar acné y más ahora en verano 

Como ya hemos adelantado, zona que vamos a resaltar con el maquillaje son los ojos, puesto que es la única parte de nuestra cara que se verá con la mascarilla. Por tanto, fundamental un toque de corrector o un iluminador natural y de cobertura ligera para aportar un extra de luz a la zona de la ojera. 

Los productos waterproof son nuestros grandes aliados. Con la mascarilla puesta nuestro rostro suda mucho más y si queremos que el maquillaje esté a salvo, no nos queda otra que recurrir a ellos. 

Si no estamos muy morenas, la mascarilla puede hacernos parecer aún más palidas (también dependerá del diseño que elijamos). Por eso es recomendable aplicar un toque ligero de polvos bronceadores sobre la piel pero de textura muy fina que aporten color pero sin peso.

Y como la boca va tapadita, los ojos adquieren todo el protagonismo. Así que, si no tienes una buena paleta de colores tendrás que hacerte rápidamente con una. Y con un primer para potenciar el tono de la sombra y para equilibrar la grasa del párpado, así el color durará intacto durante más horas.

Para ampliar tu mirada, algo fundamental en la nueva normalidad con mascarilla, lo mejor es recurrir al iluminador. Aplícalo justo debajo de la ceja, en el lagrimal y en los pómulos. Ya verás el resultado.

Volvamos a la sombra de ojos: ¿qué tonalidades me van según el color de mis ojos? Para los ojos azules, mejor elegir sombras en tonalidades amarillas, naranjas, corales, marrones, violetas o doradas; para los ojos verdes, mejor optar por las sombras en tonos tierra, violetas, granates o burdeos y para los ojos marrones, sombras en azules, verdes, rosas o grises.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros productos y servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Al aceptar el presente aviso entendemos que das tu consentimiento a nuestra  Política de Cookies.